Historia Breve de la milagrosa aparición de la Santísima Virgen en el Tremedal

Historia_Panegirica_NS_TremedalAutor: JARQUE, Juan A.
Título: Historia Breve de la milagrosa aparición de la Santísima Virgen en el Tremedal, monte de Orihuela, en la Comunidad de Santa María de Albarracín.
(1660) / P. Juan A. Jarque. – Valladolid: Editorial Maxtor, 2009
10+51 p. : 21 cm.
ISBN : 84-9761-540-9

Reedición facsímil conmemorativa del segundo centenario de la destrucción del pueblo de Orihuela y santuario de la virgen del Tremedal en la Guerra de la Independencia por las tropas francesas del general Henriot (25 de octubre de 1809/25 de octubre de 2009):

Historia breve de la milagrosa aparición de la Santísima Virgen en el Tremedal, monte de Origuela en la comunidad de Santa Maria de Albarrazin: sacada de la dedicatoria que al Goulerno Eclesiastico y Secular de dicho lugar, patria suya, hizo del Tomo Quinto de su Orador Christiano / el P. Juan Antonio Xarque de la Compañía de Jesús. Con licencia. En Caragoca. En la Imprenta de Agustín Verges. A los Señales. Año M.DC.LX., 51 p.; 42. Port. con orla tip.

NOTA BIOGRÁFICA

El padre Juan Antonio Jarque (1600-1666), natural de Orihuela del Tremedal, jesuita eminente, célebre orador y escritor notable, destacó por sus trabajos sobre el sermón barroco y la oratoria cristiana. Dado su prestigio recibió el encargo de la ciudad de Zaragoza de predicar las honras fúnebres del rey Felipe IV. Su obra más importante, El Orador Cristiano, trata a través de 10 tomos la oración fúnebre y el sermón evangélico del Siglo de Oro. En el tomo V incorpora la obra de 51 páginas que presentamos al lector.
Tuvo tres hermanos que también ingresaron en la Compañía de Jesús. Jerónimo, que cursó sus estudios en la Universidad de Zaragoza, Francisco (1609-1691), cura y rector del Perú en la villa de Potosí, deán de la catedral de Albarracín, escribió entre otras la vida de los padres jesuitas Antonio Ruiz de Montoya y Cataldino, así como redactó las honras fúnebres de Martín de Funes y Cierónimo Salas Malo Desplugas, obispos de Albarracín. Su hermano José murió prematuramente cuando se disponía a ingresar en las misiones de Paraguay.
Perteneció a una de las familias ilustres de Orihuela. La capilla de Santiago de la iglesia parroquial perteneció a su linaje. Su hermano Francisco era el patrono en 1689.
Sobre el pensamiento de Juan Antonio Jarque apostilla José Aragüés de la Universidad de Zaragoza:
«La curiosidad en el discurrir, la delgadeza en el pensar, el arte de ingenio», sostenía el padre Jarque en su polemista Orador christiano (1657-1658), habían de guardarse «para otras facultades que desde la cátedra se enseñan», porque «este divino dictamen bebieron los Varones Apostólicos en las fuentes del Salvador, cuya predicación consistió siempre en parábolas triviales, en semejancas caseras». El arte de predicación evangélica de Juan Antonio Jarque desde su oposición entre «gusto» y provecho, entre aplauso y «fruto de las almas», y desde la consiguiente crítica del discurso «afeitado y culto, u oculto», constituye quizá el mejor resumen del lugar del ejemplo histórico en un debate estilístico la censura del conceptismo, la condena de la contaminación dialéctica» de ciertos sermones bien conocido en nuestros estudios sobre la prédica barroca.
(“Preceptiva, sermón barroco y contención oratoria: el lugar del ejemplo histórico”, Criticón, 84-85, 2002, pp. 81-99).
Esta pequeña obra mariana escrita en el siglo XVII dedicada a su pueblo natal ha sido la base de sucesivas investigaciones. El padre Lorente autor de la Historia Panegírica amplió una centuria después la información de Juan Antonio Jarque incorporando datos sobre las fiestas conmemorativas de la ampliación de la ermita y las dos hospederías, la organización del culto, las romerías al cerro del Tremedal de las poblaciones vecinas, la Cofradía de la Esclavitud, detalles de nuevos milagros… Los Compendios son obras más breves destinadas a un mayor número de devotos por su menor coste. Su interés viene determinado porque aportan datos inéditos del folcklore asociado al culto a la virgen del Tremedal.
Las últimas investigaciones conceden a las órdenes religiosas un papel determinante en la difusión del culto a la virgen del Tremedal. Sin duda, la Compañía de Jesús, los jesuitas, destacaron en esta tarea porque algunos de sus miembros, hijos de los linajes dominantes de Orihuela, ingresaron en esta Orden. De esta manera comprendemos como los ecos de la devoción a nuestra patrona se oyen todavía allí donde tuvo institutos y centros de estudio la Compañía de Jesús (Calatayud, Zaragoza, Tarragona) o en las alejadas misiones de América (Buenos Aires, Perú, Paraguay).

AMPLIAR INFORMACIÓN

 

Descargar_libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s