Pregón del XVIII encuentro de tambores y bombos de Orihuela del Tremedal 2016

Cartel_Pregon 2016

Autoridades, alcaldes y representantes de las diez cofradías que hoy nos acompañáis, invitados, estimado público, Orihuela del Tremedal os da la bienvenida para celebrar juntos el décimo octavo Encuentro de Tambores y Bombos.

Hace 18 años nadie hubiese pensado que en el año 2016 se convocase una nueva edición consecutiva, ni que en Orihuela del Tremedal repitiésemos sede por segunda vez.

Se ha dicho en ediciones anteriores que estas Jornadas favorecen la convivencia, las relaciones humanas entre territorios que poseen una historia, un patrimonio cultural y un paisaje claramente diferenciados: Albarracín, Jiloca, Gúdar.

Cierto es que estos Encuentros son la excusa perfecta para intercambiar experiencias y abrir los ojos a otros modelos económicos y a otra forma de vivir tan diferente en tierras paradójicamente tan cercanas, que las podemos divisar perfectamente desde las atalayas de la Sierra de Albarracín rayanas con la vecina Castilla. Tan próximos y qué diferentes somos. Una apreciación que ya se registra en un documento de 1501 cuando se alude a los lugares del Rio. Del río Jiloca, claro está.

Rastreando en nuestra historia no encuentro pistas que confirmen la tradición de los tambores en Semana Santa.

No pasamos del uso de las carraclas para simular un terremoto en el Oficio de Tinieblas Tan sólo anotamos los danzantes que acompañaban en el siglo XVIII la romería a la virgen del Tremedal, la Banda de Música que se creó en 1871 y estuvo vigente 38 años, y el grupo de tambores y cornetas que creó el Frente de Juventudes allá por los años 50 del pasado siglo para amenizar los desfiles de corte militar, cuyos restos aún pude ver en la niñez en las antiguas escuelas situadas donde hoy está emplazada la plaza de toros.

Me vais a permitir en esta ocasión fijar la atención de mi discurso en los miembros que componen vuestras cofradías, juntas, hermandades y asociaciones de tambores, bombos y cornetas. A ellos creo que les ocupa el privilegio porque son los protagonistas, son los actores vivos de esta manifestación cultural, religiosa y festiva, de heterogénea composición si segmentamos su estructura según la edad, sexo, diferencia generacional, profesión…

Y utilizando el modelo de la Asociación de Bombos y Tambores del Tremedal, seguramente muchas de las reflexiones que voy a exponer las veréis reflejadas en vuestra propia Cofradía. Sin duda será un estereotipo extrapolable válido para todos vosotros. Y para ello voy a utilizar un símil y una metáfora.

Descendiendo a la arena y perdonad de antemano mi atrevimiento, voy a comparar la fundación, construcción, consolidación y trayectoria de vuestras cofradías tomando como modelo comparativo a un simple velero que surca los mares. Os vais a sorprender de los numerosos puntos de semejanza que os unen. Si, un simple velero.

LA CONSTRUCCIÓN DE ESTA IDEA: LOS ASTILLEROS: fueron José Vicente Hidalgo Esteve y Gloria Lorenz de la Puente quienes impulsaron este proyecto, importando la quilla, el casco, la estructura, es decir, los toques, los repiques, la indumentaria, desde las lejanas tierras de Andorra, por su estrecha vinculación con esta localidad del Bajo Aragón, a través de Javier González Sediles.

Este buque insignia se diseñó en las amarras del Bar Piscinas y Camping Caimodorro.

EL ESPÍRITU: EL VIENTO: La ilusión, el compromiso, la voluntad, el sacrificio, disfrutar haciendo lo que haces, es el alma de todo proyecto, este es el viento, el corazón, el impulso que mueve inconscientemente este velero desde hace más de dos décadas

LA BANDERA: Alejandro es el heraldo que con orgullo y vehemencia porta el estandarte, el guión, la insignia que nos cobija bajo el símbolo emblemático de esta localidad: la veneración a la Virgen del Tremedal

EL PALO MAYOR: Los buques, los veleros dependieron de su supervivencia si disponían de un armazón sin fisuras sobre el cual se incrustaban los sólidos fustes.

Hoy en día los actos, los encuentros, las jornadas, son los tres mástiles: el palo mayor, el trinquete y la mesana, que dan visibilidad no sólo a las actividades de los miembros de la cofradía sino a todo un pueblo al que representan.

LAS VELAS: Las velas muestran sus encantos para que sean azotadas por fuertes vientos. Pero son los miembros más veteranos los que reman sin viento, cuando se paraliza la nave por la tenue brisa de los vientos alisios, cuando pintan bastos, cuando cunde el desánimo.

Ramiro, José Antonio, José Vicente. Ellos siempre están dispuestos a arrimar el hombro a cambio de nada. Lo han demostrado desde vuestros orígenes.

EL TIMÓN: ¿Qué importante es ir en la buena dirección? De nada sirve avanzar hacia un horizonte desconocido. Cobijado en la soledad que desprende el puente de mando, Alberto ha sabido marcar los ritmos durante casi dos décadas con timón firme, orientado por la sabiduría de su inseparable astrolabio, echando ancla cuando ha sido preciso, guiado por sus consejeras las estrellas en la incertidumbre.

Y bajo su magisterio, marcado por la paciencia de Job, han aprendido sucesivas hornadas de chicos/chacos de cualquier edad, sexo y condición. Haciendo frente con firmeza a las procelosas aguas, aportando luz cuando la bruma y la niebla invaden las aguas y nos empujan hacia la deriva. Es el capitán del barco.

LA TRIPULACIÓN: ¿De qué sirve un barco sin tripulación? Los cofrades sois los miembros que dais vida a este proyecto. Unos tocáis el bombo, otros el tambor. Con vuestra disciplina, con vuestro compromiso, con vuestro afán de superación. ¡Qué satisfacción cuando os salen bien las cosas!

 

Pero no os conformáis simplemente con formar parte de este colectivo. También animáis y provocáis a otros para que se sumen a este desconocido y mágico viaje a las Antípodas. Sois cómplices, sois los miembros activos del velero, los que os encargáis de que el velamen, el aparejo, las jarcias, las cuerdas, la bodega, todo esté en orden. Aquí no se Al margen del capitán del barco y de los veteranos remeros, algunos cofrades se han incorporado de forma individual para desarrollar sus habilidades, para realizarse en grupo, para disfrutar en definitiva:

Jorge, Paula, Laura, Carlos Samper, Francisco, Carlos Casas, Cristina

Pero es sorprendente como varias sagas, progenie y linajes familiares se han perpetuado dentro del colectivo. Se trata de un fenómeno social fascinante que merece un estudio en profundidad. Cómo en la mayoría de los casos los hijos han arrastrado a sus madres al grupo como partícipes en activo, y sólo de manera excepcional se ha observado esta inusual experiencia con algún padre. Se trata, pues, de una relación materno-filial poco menos que hechizante y sorprendente. Materia de primera para algún inquieto investigador.

De madre e hijo/hija:

Vicenta Carrascoso Arcos y su hijo Javier

María Eugenia Espinosa Miguel y su hijo Samuel

María Pilar Adobes Pérez y su hijo Isaac

De madre y dos hijos:

María Pilar Martínez Samper

y sus hijos Ángel y Sara

María Ángeles Calomarde Berges

y sus hijos Noelia y Ramón

Mari Paz Jiménez Sánchez

y sus dos hijas Carla y Claudia

Un ejemplo más sorprendente: madre y tres hijos:

María José Espinosa Miguel y sus hijas Miriam, Ángela y Adriana

Caridad Samper Miguel y sus hijas Natalia, Alejandra y María.

Estandarte_Bombos_Orihuela

Foto: Jaime Lahoz

Pero hay otros dos tipos de tripulación menos conocida, una que modestamente os ayuda para que podáis llevar a cabo vuestros proyectos. Con una cuota mínima se conforman con veros disfrutar, desfilar con vehemencia, cómo progresáis con composiciones y toques más complejos, con sentir que sois grupo. Son los socios pasivos, como los polizones que embarcan para pasar ocultos durante el pasaje.

Otra tripulación, los utilleros, los mozos de carga, las acémilas auxiliares, los encargados de la logística, del trajín, bombos para aquí, bombos para allá, siempre dispuestos aunque estén sometidos al azote de las ráfagas del viento cierzo más helador, aunque aparezca de improviso el murmullo lejano del turumbaque de nubes amenazantes cargadas con lluvia o nieve.

Son vuestros fans ausentes, anónimos, en retaguardia, quienes a lomo caliente cargan los pesados fardos de los instrumentos en el velero, desafiando a cualquier imprevisto. No hay dificultad que no sepan sortear con solvencia.

ESCALAS: Es cierto que lleváis a vuestras espaldas un extenso recorrido de experiencias dispares, de travesías comprometidas. Y eso sin duda desgasta. En ocasiones el velero debe arribar a puerto, hacer escala, para recuperar el aliento, para desembarcar en el muelle a algunos tripulantes que deben experimentar otros horizontes, unos por la exigencia de los estudios, otros los más afortunados por la llamada de un puesto de trabajo, otros llenos de rabia porque una enfermedad o una lesión les impide seguir practicando, otros, los menos, porque han perdido la fuerza inicial que los impulsaba, la casuística es de lo más amplia y variada.

Para finalizar, me van a permitir que rindamos hoy un merecido homenaje, ya que en su momento no pudimos hacerlo porque nos quedamos solos y sin compostura, a todos aquellos que hace una década colaboraron de múltiples maneras para que pudiese celebrarse la VIII edición.

Con palas, cepillos, utillaje y maquinaria diversa, por otro lado las mujeres desafiando al hielo y a la climatología extrema. Fue un trabajo de titanes elevado hasta la extenuación para dejar expedita la tribuna y el trayecto de los intervinientes. Demasiado esfuerzo para tan poco lucimiento, comida creo que hubo para una semana.

El pulcro esmero de las Amas de Casa se convirtió en un valle de lágrimas sin consuelo. Hoy con la rabia contenida han puesto en los manteles la misma ilusión de antaño para nuestro regocijo. Qué menos que para ellos un aplauso atrasado que no olvidado y merecido.

Bien, al margen de las lamentaciones parece ser que hoy no va a surgir de repente aquella nube de verano, como así quedó grabada en los anales, que de improviso, como si de un tsunami se tratase, nos abordó con el permanente azote de una heladora ventisca que a todos nos unió bajo un mismo manto blanco, con los copiosos copos a los que nos sometió durante varios episodios de aquella fría tarde de amargo recuerdo.

Nadie se movió de su sitio. Un profundo respeto se respiró en el ambiente, desde el palco de autoridades y representantes hasta el público presente. Todos sabían que la ejecución de toques de sus cofrades en condiciones extremas merecía la mayor de las consideraciones.

Y aprovechando la presencia de las autoridades me dirijo a ellos para que apoyen decididamente esta manifestación cultural de los Encuentros de Tambores, Bombos y Cornetas.

Basta con echar la vista atrás y comparar la vehemencia y solemnidad de estas celebraciones focalizadas en la Semana Santa de hoy, con los actos desaliñados de hace dos décadas.

Basta con sentir la amistad que ha fructificado entre todas las poblaciones implicadas.

Basta con valorar el exiguo coste que ha supuesto su desarrollo a las arcas públicas.

Basta con ver grupos de personas que nos visitan atraídas por la pasión que envuelve el silencio rasgado al viento por el ímpetu de los toques. Vean que forma más sencilla, barata y útil de impulsar el turismo cultural.

Hoy además, os invitamos a conformar una rogativa colectiva con el estrépito descarnado de los repiques, con el seco latigazo de los tambores, para pedir que se aleje cuanto antes de este pueblo la profunda crisis que le atenaza. El silencio transformado en sentida súplica.

Orihuela quedará plenamente complacida.

JUAN MANUEL BERGES SANCHEZ, Orihuela del Tremedal, 12 de marzo de 2016

PROGRAMA DEL EVENTO

Poster_encuentro-comarcal-bombos-tambores-orihuela-2016

Poster del evento

VÍDEO DEL ENCUENTRO DE LA BANDA DE TAMBORES Y BOMBOS DE ORIHUELA DEL TREMEDAL

Vídeos subido a Youtube por Manuel Domingo con imágenes de T. Gómez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s